La seguridad de una empresa u organización no solo se basa en infraestructura, sino en la lógica e inteligencia de lo que se quiere proteger. Por eso es de suma importancia manejar la seguridad de una manera analítica, ya que, aunque teniendo los mejores equipos de seguridad no basta para tener la mejor seguridad.

Las infraestructuras tecnológicas de las empresas y organizaciones son cada vez más complejas y críticas, ya que la dependencia de éstas para el desempeño de la actividad es cada vez mayor.

Desde el punto de vista de la seguridad, las infraestructuras más grandes y complejas, requieren soluciones que sean capaces de mantener un adecuado control de estas infraestructuras, lo que implica conocer en todo momento qué está ocurriendo, de forma que sea posible tomar decisiones rápidamente.

La monitorización y la detección de eventos de seguridad, se ha convertido en una herramienta fundamental sin la cual es prácticamente imposible la gestión de la seguridad de las infraestructuras tecnológicas en general, pero en especial, si estas adquieren cierto tamaño o complejidad.

El número y tipo de dispositivos que podemos encontrar en las organizaciones, hace necesario disponer de soluciones de seguridad capaces de centralizar los datos recogidos en sistemas que además de almacenarlos, son capaces de extraer la información relevante que permite por ejemplo, detectar un incidente de seguridad que está a punto de suceder, que está sucediendo en ese momento o que ha sucedido, además de otros eventos o indicadores del funcionamiento de la infraestructura o situaciones anómalas que podrían afectar a la disponibilidad de las infraestructuras.

El manejo de grandes volúmenes de datos y su tratamiento para la extracción de información relevante es una de las áreas tecnológicas en las que se están produciendo importantes avances. La minería de datos, o el Big Data, están permitiendo alcanzar un nuevo nivel en la extracción de información relevante de grandes volúmenes de datos, como ocurre por ejemplo, en la información que recogen los sistemas de detección de intrusiones o los sistemas de control de una red de comunicaciones.

Gracias a las soluciones destinadas a la inteligencia de seguridad es posible anticiparse a las amenazas y es posible tomar decisiones rápidamente, de manera que se minimice el impacto que pueda tener un incidente sobre el conjunto de la organización. Por otro lado, estas soluciones ofrecen la visibilidad necesaria para que el personal de seguridad TI de las organizaciones, manejen y analicen el flujo de datos de registros de actividades y eventos de las infraestructuras, con el propósito de identificar con la mayor rapidez posible las vulnerabilidades ó amenazas más críticas.

Hoy en día, la industria de la seguridad desarrolla soluciones, de inteligencia de seguridad, que podríamos clasificar en los siguientes grupos:

  • Gestión de Eventos de Seguridad (SEM): Son herramientas capaces de realizar monitoreo y análisis en tiempo real, realizando un procesado de toda la información que se recoge, de forma que permite la detección temprana de incidentes de seguridad y llevar a cabo acciones de notificación y gestión en tiempo real ante una posible amenaza de seguridad.
  • Gestión de Eventos de la Información (SIM): Son herramientas destinadas a la recolección de logs y registros de eventos desde diversas fuentes, como por ejemplo, dispositivos de red, o periféricos, como impresoras u otros, almacenando posteriormente esa información. Son soluciones que no trabajan en tiempo real, como es el caso de las soluciones SEM, pero permiten realizar un análisis a posteriori, de forma que a partir de la información almacenada pueden realizarse informes que permitan tomar medidas y evitar futuros incidentes.
  • SIEM (Security Information and Event Management): Estos dispositivos son una combinación de los anteriores, recogiendo los logs (registros de actividad) de todos los elementos que se monitorizan, almacenándolos y realizando análisis e informes de los eventos de seguridad, ayudando a identificar y responder de posibles ataques de seguridad. Obtiene visibilidad sobre los eventos críticos aportando herramientas de análisis de lo que sucede en la red.
  • IPS/IDS (Intrusion Prevention System / Intrusion Detection System): Son herramientas utilizadas para detectar y prevenir accesos no autorizados. Están enfocados a la monitorización del tráfico de red, pudiendo realizar análisis para determinar y prevenir comportamientos sospechosos.

Las soluciones de inteligencia de seguridad son esenciales para el buen funcionamiento de las infraestructuras tecnológicas, puesto que permiten prevenir y ayudan a tomar mejores decisiones y con mayor antelación, ante cualquier situación, imprevisto o incidente que pueda darse.

Desde INTECO-CERT, recomendamos la utilización de herramientas de gestión de eventos de seguridad. Por otro lado, en el Catálogo STIC, están disponibles soluciones relacionadas con la inteligencia de seguridad.

 

via INTECO-CERT

Ruta del enlace: Inteligencia de Seguridad