[this is STILL a stub]

Aparentemente en estos días el anonimato se ha convertido en un lujo. Desde las cámaras que te graban en el oxxo para que no te robes papitas, hasta los recientemente descubiertos backdoors en los dispositivos que usen iOS, pasando por un señor manco de lentes que, con la mejor mezcla de tecnología y violencia desmedidas (si, ambas), al fin se puede decir que “you are being watched, Neo”.

En este momento existen tantos dispositivos o mecanismos que propician la pérdida del anonimato, que, aparte de ser imposible de enumerarlos todos, sería incluso insulso siquiera pensar en ellos. Todos los dispositivos móviles, cámaras web, redes sociales y hasta los vendedores de elotes (no se desprecia la profesión, algunos elotes son la leche), presentan características heredadas de la pérdida del anonimato para los usuarios / clientes de estos servicios.

Cada vez que haces una llamada, cada vez que compras con tu tarjeta de crédito, cada vez que haces una conferencia de skype, cada que envías tu próxima fiesta en feis, o cada que estableces un check-in en dairy queen con tu dispositivo portátil, estás siendo trazado. Tal vez no de manera directa, o explícita, pero tu huella digital (digital) ha sido almacenada y, con toda seguridad, se encuentra en proceso de revisión para analizar si eres un terrorista que quiere hacer caer al imperialismo yanqui o si solamente quieres ir a comprar cositas de plástico al bestbuy de tu localidad más cercana.

Tus pasos digitales están siendo almacenados quien-sabe-dónde con el fin de analizar tu comportamiento y verificar si representas realmente una amenaza para la humanidad o si solamente tu sueño es llegar a ser gerente en alguna empresa de alto renombre, dedidcada a cualquier cosa, para poder comprarte una casa en algún lugar que empiece con la palabra “cumbres de” o “pedregal de” y, eventualmente, comprar cosas innecesarias con esa persona que aparenta ser la esposa abnegada que nisiquiera conoces y que poco a poco te roba el alma con esas visitas a lugares de familiares que siquiera escuchaste hablar de ellos.

Cuando abres esas páginas de colombianas cachondas, tu ISP genera un perfil de tu dirección IP (siempre y cuando no se haya renovado, porque qué oso mostrarle sitios de trasvestis a un usuario que acaba de contratar el servicio), y, de cuando en cuando y con los sitios que lo permiten, te proporciona una fuente confiable de publicidad que, por la menor cantidad de esfuerzo, te pondrá en contacto con esas latinas ardientes que están buscando marido para escapar del régimen de su país… errr… para encontrar el amor verdadero en otro país. Una palabra mezclada con la frase “me gusta” o “se ve interesante” de cualquier cosa, te proporcionará una enorme cantidad de publicidad dirigida a tus gustos particulares en todos los sitios que utilicen ADs para sobrevivir. NOTA: esto no funciona si estás interesado en ser un astrofísico o salvar a la humanidad, nadie tiene tiempo para esa basura.

Poco a poco tus gustos de navegación se convierten en estadísticas, un número más de qué tipo de material erótico prefieren los argentinos o cuánta basura innecesaria compran en línea los ukranianos. Todo lo que pensabas que era personal ahora se ha agregado a un perfil trazable, un mecanismo que podría servir tanto para tu protección de tu propia existencia, como para tu extinción inminente. Un perfil que te podría dar la entrada al país al que irás en esas vacaciones que tienes planeadas desde hace 3 años, o que hará que te deporten como simple terrorista hacia el país tercermundista más cercano sin remordimiento. Y todo eso sin suéter.

Si bien es un hecho que no satanizo el análisis de los metadatos, estoy completamente convencido que la captura anónima de información personal es degradante y debería detenerse o al menos enfocarse a los objetivos primordiales. Es decir, pienso que cualquier “spook word” que aparezca en este post, no debería ser tratada como cualquier spook workd encontrada en correos electrónicos que hayan sido enviados entre el KKK y los nacionales socialistas para detener la siguiente inmigración ilegal hacia algún país “primermundista”.

Palabras más, palabras menos, no podrían confiar en que un poster (yo) podría estar coludido con la NSA para poder verificar sus datos de navegación y poder trazarlos y etiquetarlos como riesgo potencial y gastar dinero del erario en el análisis de sus visitas as cubanascachondas.net, así que, mientras analizan si esto es un post real o una farsa, les dejo un par de ligas que están haciendo referencia a estos datos. Creerlas queda en ustedes.

Aquí dice que si eres ñoño, te gustan las compus, linux y chichis, eres un riesgo para la existencia de la estabilidad económica internacional.

NSA classifies Linux Journal readers, Tor and Tails Linux users as “extremists”

Aquí se muestra un artículo de que se canceló una demostración de cómo se puede exploitear tu ya-no-tan-seguro TOR mediante diversas técnicas.

Blackhat USA 2014: A Schedule Update

Y aquí se muestra un artículo donde se menciona que todos los iOS están abiertos a diversas “influencias” externas.

Forensic Expert Says All iOS Devices Are Running Backdoor Services

Mas una bonita presentación hecha por el hax0rz que ha descubierto esto.

Y como no puede faltar, la respuesta de Apple respecto a los comentarios sobre el producto.

Apple denies installing iOS ‘backdoor’ services for government agencies

Trabajar implica el pago por servicios/productos. Si no pagas, no es trabajo.

K.

[THIS STILL IS A STUB]